miércoles, 2 de diciembre de 2009

"SUELO INFERTIL"

Contaminación del suelo

“el suelo de hoy”
“Si es cierto que somos productos del pasado
También es cierto que
Seremos productores del futuro”


Generalmente, pensamos que el suelo es solo tierra y se utiliza específicamente para la agricultura y en la actualidad podríamos decir que es la porción de asfalto en la que se construye una casa o la que en estos momentos pisamos, sin embargo, el suelo tiene más usos de los imaginados. El suelo es un agregado de minerales no consolidados y de partículas orgánicas producidas por la acción combinada del viento, el agua y los procesos de desintegración orgánica y la base de la economía de países agrícolas, sin embargo, hoy existen suelos infértiles debido a la degradación a la que están sometidos y de la cual el ser humano es el único responsable.

La vulnerabilidad del suelo representa el grado de sensibilidad o debilidad del mismo frente a agentes contaminantes, concepto relacionado con la capacidad de amortiguación; “a mayor amortiguación, menor vulnerabilidad”. El poder de amortiguación es el conjunto de propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, específicamente importantes en los ciclos bioquímicos artificiales, capaz de realizar funciones de filtración, descomposición, neutralización, inactividad, almacenamiento solo por citar algunos. Por lo tano el suelo actúa como barrera productora de otros agentes más sensibles.

Un suelo se puede degradar al acumularse en el sustancias que repercutan negativamente en su comportamiento. Se trata de una degradación química que provoca la pérdida parcial de la producción del suelo, por lo que, la contaminación del suelo se define como la acumulación en éste de compuestos tóxicos persistentes, productos químicos, sales, materiales radiactivos o agentes patógenos, que tienen efectos adversos en el desarrollo de las plantas y la salud de los animales.

La contaminación natural o endógena, generada por causantes internos, es el proceso de toxicidad y concentración que muestran determinados elementos metálicos. Un suelo contaminado es aquel que ha superado una capacidad de amortiguación y como consecuencia, pasa a actuar como un sistema protector y causante de problemas para el agua, la atmosfera, y los organismos y al mismo tiempo se modifican sus equilibrios biogeoquimicos y aparecen cantidades anómalas de determinados componentes.

En la actualidad, el mayor causal de contaminación del suelo es, sin duda, la basura. Cuyo significado es asociado comúnmente con algo indeseable. En las grandes urbes la basura ha causado al proliferación de insectos, roedores y microorganismos patógenos, trayendo como consecuencia enfermedades que pueden ser catastróficas para la sociedad. Un factor más causal de la degradación del suelo son los hidrocarburos como el DDT, este hidrocarburo clorado permanece en el suelo durante casi tres años, mientas que los insecticidas organofosforados permanecen durante tres días o algunos meses. Estos hidrocarburos persisten más tiempo para, según esto, aniquilar a las plagas, lo cierto es que, a mayor sea la permanencia y el uso del insecticida mayor daño ocasiona al suelo y a el medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada